Descubre Tohoku, una nueva región del mundo Pokémon, ¡donde encontrarás muchas especies de Pokémon diferentes!


    [Runa] Las flores del jardín

    Comparte
    avatar
    Reportera Pili

    Mensajes : 16
    Fecha de inscripción : 12/04/2010

    [Runa] Las flores del jardín

    Mensaje por Reportera Pili el Dom Ago 18, 2013 11:31 pm

    Las despedidas siempre son duras, pero con el fin de una aventura empieza una de nueva igualmente divertida o quizás… no tanto. Reportaste tus descubrimientos a la profesora Ivy quien se mostró muy interesada aunque te regañó bromeando por no haber conseguido traer los pokémon desconocidos de Eros.

    Pudiste descansar esa noche en el centro pokémon de Grosella y pudiste actualizar tu blog después de mucho tiempo sin internet. Te citaste a la mañana siguiente otra vez con tu mentora.Te habló de tu siguiente misión. Trabajarías en dos investigaciones paralelamente. Por una parte, en tu primera llegada a Tohoku se había descubierto un pokémon, y se te había adjudicado para que estudiases su crecimiento, sus costumbres, habilidades, evoluciones… Como eso te llevaría tiempo y podías hacer otras cosas a la vez (también porque incluso en Grosella faltaba personal para tantas cosas sobre las que estudiar como hay), te encargaron dirigirte a Pueblo Arándano, en concreto a los jardines de la famosa escuela botánica.

    Se rumoreaba que en esos terrenos convivían ejemplares de todos los pokémon planta del mundo, atraídos por el clima idóneo de la zona y los cuidados maestrales de la célebre Hanako Kusada. Tu misión era pues, ir allí y catalogar tantos especímenes como fuera posible, siendo el principal objetivo descubrir nuevas especies.

    En un plano mucho más romántico, al fin se reunieron Romeo y Julieta, después de tanto tiempo. Se celebró una pequeña ceremonia oficiada por un sacerdote que investigaba la ciencia detrás la religión, que pese a su disciplina era respetado por todos. La profesora Ivy y tú hicisteis de damas de honor y testigos. Cuando los novios se besaron, la fuerza del amor hizo evolucionar a Julieta.


    ::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

    La ruta entre grosella y Arándano fue un viaje apacible y sin nada digno de mención. Estabas deseosa de conocer Pueblo Arándano, sin embargo, la escuela estaba en las afueras, así que paraste a presentarte a la tal Hanako.

    El terreno de la escuela era realmente grande, claramente, su dueña no tenía control sobre todo él, aunque se veía cuidado, pese a que no todo eran jardines. Había terreno salvaje, jardines, huerta y algunas balsas. En el centro había un par de edificios de estilo tradicional unidos por un pasillo porchado.

    Tanto por los jardines como dentro del edificio pasaban atareados decenas de niños y adolescentes, alumnos de la escuela con toda seguridad. Uno te condujo hasta la habitación donde se encontraba la profesora Hanako. Esperaste fuera unos minutos hasta que te llamó.

    Buenas tardes, ¿qué desea? —Su forma de hablar era directa, incluso estricta, se notaba que era una persona práctica y que no se andaba con rodeos.

    Le contaste el motivo de tu viaje, te escuchó en silencio y cuando terminaste te informó de las condiciones del trabajo.

    La profesora Ivy me contó por carta que vendrías. No tengo especial interés en el descubrimiento de nuevas especies, pero me vendrá bien que me eches una mano con el cuidado de la escuela. Dormirás en este edificio, te he preparado un futón en la habitación de los invitados. Los alumnos duermen en el otro edificio que has visto antes. Hay que estar de pie a las 8, un poco antes si te toca preparar el desayuno. De momento instálate, y aparece al comedor a las 9, ya terminaremos de hablar luego.
    avatar
    Nany

    Mensajes : 5
    Fecha de inscripción : 11/05/2010
    Edad : 28
    Localización : A veces al norte, a veces al sur...

    Hoja de personaje
    Nombre:
    TP (Team Points):
    0/0  (0/0)

    Re: [Runa] Las flores del jardín

    Mensaje por Nany el Mar Sep 03, 2013 7:33 pm

    Tras una emotiva boda en la que por primera vez en mi vida era dama de honor e hice un montón de fotos para la posteridad, me encomendaron inmediatamente no uno, sino dos trabajos. Estaba sembrada!
    El primero y el que me dejó más fascinada era sobre una nueva especie Pokemon con aspecto unicelular. Recordé que al llegar a Grosella la primera vez, la profesora ya me comentó algo al respecto para cuando volviese del desierto. Mi tarea consistía en cuidar de él y observar su crecimiento y evolución. Osea, ser mamá. Me sentí un poco abrumada al principio por el peso de esa responsabilidad.  En fin, yo soy joven y alocada, viajo mucho...Pero al final sabia que aquello era solo criar un Pokemon. Al observarlo, y más allá de mi interés científico por aquel Pokemon con aspecto de balón de playa hinchable, inmediatamente nació en mí un instinto maternal. Flashbacks de una madre Kangaskhan venían a mi mente, no sé porqué.

    El otro trabajo era visitar el jardín botánico de Ciudad Arándano. Antes de partir aproveché para cambiarme la ropa de viaje por mi ropa de vestir habitual. También dejé la moto en el laboratorio ya que estaba un poco echa polvo. Me despedí de ella con lágrimas en los ojos, suplicando que cuidaran bien de ella en mi ausencia y prometiendo que algún día volvería.

    Llegar al jardín botánico fue fácil, y aunque me entristecía un poco que estuviera a las afueras de la ciudad (cosa lógica) el paisaje que ofrecía tanto verde era de agradecer después de mi odisea por las ruinas desérticas. Además el emplazamiento era muy turístico y había varios grupos de escolares.
    Finalmente me reuní con la tal profesora Hanako. Se la veía recta y respetable, pero cuando me dijo que la profesora Ivy la había informado de mi llegada por carta, casi se me escapa la risa. Ciertamente mi cara en ese momento debió de ser algo rara, no suelo causar una primera impresión muy profesional la mayoría de la las veces, pero es que simplemente el echo de que alguien trabajando en el laboratorio mas puntero de la región recurriera a la mensajería tradicional me pareció ridículo. Bendito Internet, me daban ganas de santiguarme allí mismo.

    Lo siguiente era instalarse en el lugar para poder ayudar en los días venideros. Me habían preparado una habitación con futón y todo. Me daba la total sensación de estar en una excursión escolar. Era emocionante ya que nunca había ido a ninguna pues no permanecía en un miso colegio muchas semanas. Y eso cuando iba.
    Después de dejar mis cosas decidí darme un garbeo por las instalaciones y curiosear hasta la hora de cenar. Tenía pinta de que no me esperaba mucho tiempo libre a partir de mañana, así que tenía que aprovechar para ir a mi aire.
    avatar
    Reportera Pili

    Mensajes : 16
    Fecha de inscripción : 12/04/2010

    Re: [Runa] Las flores del jardín

    Mensaje por Reportera Pili el Jue Oct 24, 2013 2:23 am

    Efectivamente tu nueva rutina iba a ser dura, pero como descubriste más temprano que tarde, también resultaba muy gratificante. La vegetación y los pokémon planta, descubriste que eran muy agradecidos cuando se les trataba con un poco de mimo. Durante el día asistias en las clases teóricas y prácticas; regabas huertos y arreglabas jardines; de vez en cuando había que vaciar una balsa para limpiarla bien; aprendías técnicas de poda y demás de la misma mano de Hanako (masterclass!)

    Con el transcurrir de los días fuiste conociendo mejor a Hanako, y aunque por su personalidad seca no podías cogerle el mismo cariño que a los niños, mucho más vivarachos; o a Takeda, un hombre joven muy afable, único ayudante directo de Hanako; llegaste a apreciarla profundamente. La estricta profesora evolucionó junto contigo, y así como al principio no mostraba ningún interés por tu tarea, últimamente la habías sorprendido leyendo enciclopedias pokémon, tratando de figurar si recordaba algún habitante de sus jardines que no fuera conocido por la ciencia.

    Pese a que disfrutabas del trabajo duro, tu mayor gozo te lo aportaba el descubrimiento día a día de Darwin. Era una delícia de compañero, nunca se enojaba y te seguía a todas partes, incansable. Desde un punto de vista científico, lo más intrigante era su membrana acuosa. No mostraba el más mínimo signo de incomodidad ante el frío ni el calor, la lluvia, olores fuertes y agentes externos en general, así que dedujiste le servía para protegerle del ambiente.

    Se acercaba Halloween y mientras los niños andaban emocionados preparando decoraciones para la celebración, Hanako te llamó a su despacho.

    Pasa, Runa. —te sentaste dónde té indicó con un movimiento elegante de manos. —La noche de los muertos es realmente mágica, pese a las reticencias que puedan tener tus compañeros al respecto. Verás... no dejo salir a los niños de entre estas paredes porque fuera se vuelve peligroso, los espíritus regresan a la tierra. No, no te rías, yo nunca bromeo. —Extendió sobre el suelo un pergamino antiguo lleno de dibujos a tinta de una delicadeza impresionante. —Por supuesto estás más que bienvenida en celebrar el Halloween con nosotros, pero observa atentamente este dibujo... ¿lo ves? Quizá te interese más vagar por el campo de calabazas. Takeda te acompañaría.

    ¿Eh? ¿Yo? ...—no rechistó pero se notaba que no le hacía demasiada gracia.

    El dibujo que te señalaba la profesora representaba varios pokémon fantasma, la mayoria de los cuales reconociste, aunque sus formas estaban muy estilizadas juzgaste... Había unos, por los que Hanako te había llamado precisamente, que tenían un aspecto algo vegetal, aunque terrorífico a la misma vez. ¿Eran eso pokémon desconocidos por la ciencia? ¿Criaturas mitológicas? ¿seres a medio camino? Sólo había una forma de descubrirlo.
    avatar
    Nany

    Mensajes : 5
    Fecha de inscripción : 11/05/2010
    Edad : 28
    Localización : A veces al norte, a veces al sur...

    Hoja de personaje
    Nombre:
    TP (Team Points):
    0/0  (0/0)

    Re: [Runa] Las flores del jardín

    Mensaje por Nany el Mar Dic 03, 2013 10:59 pm

    Los dias pasaban y trabajo no me faltaba, pero era hasta divertido. Los Pokemon planta eran una clase de lo más entrañable y pacífica en la mayoría de los casos y se hacía gratificante trabajar y aprender de ellos. Además, Hanako era una gran maestra y muy organizada y cuidadosa ( no como la profesora Ivy que tiene su lugar de trabajo hecho un estercolero). En efecto, los primeros días no podía evitar hacer comparaciones, pero eso no significaba que no estuviera agradecida de poder trabajar de la mano de dos grandes mujeres como ellas. Y me gustaba pensar que yo también estaba teniendo alguna influencia sobre Hanako. Aunque tampoco faltaban momentos en que su alto refinamiento dejaban por los suelos mis formas y modales desenfadados, y le gustaba corregirme en más de una cosa. Del mismo modo si había alguna ocasión en la que yo podía "ir de lista", no la dejaba pasar.

    Pero sin duda el vínculo que se forjó con más fuerza fue el mio con Darwin. La mayoría del tiempo lo dejaba fuera de su Pokeball ya que aquel entorno era perfectamente seguro para él y me permitía observarlo con más libertad. Incluso cuando tenia algún rato libre me escaqueaba con los niños y jugábamos con Darwin y algunos de los Pokemon de la reserva. Aquello era como un gran patio de guardería. Por suerte Takeda siempre estaba con el ojo puesto para que nos metiéramos en jaleos, sobretodo la menda. Más de una vez me habían dicho que era peor que los niños. Incluso los propios niños. Eran todos muy majos.

    Faltaban pocos días para la fiesta de Halloween cuando Hanako me llamó para encomendarme una nueva tarea. Cuando empezó a hablarme de la noche de los muertos, espíritus y apariciones misteriosas yo estaba a punto de dar saltos en el sofá. "A mi me van estos temas!" pensé.

    Con su sutileza habitual me invitó a pasar la festividad con ella y los niños. Muy tentador, sobretodo después de enseñarme ese suculento pergamino antiguo y mentarme el campo de calabazas maldito. Hanako sabía perfectamente que opción iba a elegir.

    --Tss Takeda, amigo, colega! Tu...Yo...campo de calabazas...- le giñé el ojo. No quería cachondearme mucho de él pero sabia que no se negaría a lo que Hanako le pidiese, así que le tocaba venirse conmigo de expedición nocturna.

    Aquella noche me preparé bien, cené temprano y me guardé algunos snaks en la mochila por si me entraba hambre. La cámara de la Pokedex estaba lista para disparar. Ya solo quedaba ir al lugar señalado y buscar un buen lugar desde el que tener cobertura para poder observar a esos misteriosos Pokemon, fantasmas, plantas o lo que realmente fueran.

    Contenido patrocinado

    Re: [Runa] Las flores del jardín

    Mensaje por Contenido patrocinado


      Fecha y hora actual: Sáb Oct 20, 2018 5:53 pm